“¡Que feliz se vive en la ignorancia!”, es uno de los dichos integrantes en la cultura popular y refranera de nuestro país. Imagino, que los 500.000 afectados por la estafa del Fórum Filatélico y Afinsa, no estarán muy de acuerdo. Y es que a lo largo de la historia de la democracia de España, muchos son los ejemplos de fraudes financieros a particulares. Casos como el de Fidecaya y sus Depósitos “Fantásticos” al 10% a principios de la democracia, la estafa del Fórum filatélico en su “inversión” en sellos revalorizables en el 2006 o los maravillosos Pagarés Corporativos de Nueva Rumasa, con su valor de rentabilidad fija tan alto y su “majete” dueño a la cabeza en el 2009, hicieron bueno eso de “Que poco dura la alegría en la casa del pobre”, y provocó, que la gente pasara a confiar sólo en su banco y en el director de su sucursal de toda la vida.

Luego descubrimos que la Banca había comercializado, de forma fraudulenta, obligaciones preferentes a particulares, arrebatándoles los ahorros de toda una vida. Que era ilegal la cláusula suelo impuesta en las hipotecas así como los gastos hipotecarios cobrados. Las comisiones de 25 o 30€ cobradas por descubierto en cuenta, también se han declarado abusivas, o nos hemos llevado la sorpresa al ver la “tajada” de Hacienda al rescatar el ahorro de toda una vida para la jubilación, solo porque “el del banco” nos dijo  que “lo mejor” era un plan de pensiones.

En resumen, la historia  le ha dado la razón al tipo que dijo que “un pueblo ignorante, es un pueblo fácil de engañar”, y, lamento decíroslo, pero lo somos.

Sí, ¡somos ignorantes financieros!, y no lo digo yo. Un estudio en competencias financieras realizada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores, estimó, que solo un 8% de la población Española, tiene Cultura Financiera suficiente, como para poder valorar las opciones planteadas y elegir de forma lógica o acertada.

Es cierto que en nuestro sistema educativo, aún no hay implantada una materia en formación financiera personal o doméstica, pero seamos sinceros, hoy en día hay opciones fáciles y rápidas para obtener una formación básica, pero igual, acudimos a otras formaciones que consideramos más lúdicas, prácticas o divertidas, como la enología, la cocina o las nuevas tecnologías.

En España, se ha instalado hace unos años la figura de Consultor Financiero. Una figura que existe en Europa desde hace años y que se trata de un profesional bien formado y cualificado para aconsejarte en materia de finanzas de forma independiente.

Obviamente, todos debemos tener un Consultor financiero de confianza, pero, al igual que cuando necesitamos una televisión nueva o una lavadora, tenemos unos conocimientos previos adquiridos, que hacen que sepamos lo que necesitamos y que características generales tiene, para poder decidir sobre las opciones que nos aconsejen, debemos también tener, la educación financiera correcta para poder elegir y asegurar eso de “¡Que No te la den con queso!”.

Rafa Jurado
Últimas entradas de Rafa Jurado (ver todo)