Al igual que el Príncipe Juan en el cuento de El Robin Hood es el villano supremo y el Sheriff de Nottingham, su mayor esbirro, el Estado y los bancos están en connivencia; ya que éstos últimos hacen labores de recaudación para el primero; y hoy nos vamos centrar en desenmascarar a los bancos; porque he de recordarte el dicho coloquial “LA BANCA SIEMPRE GANA”.

Si hoy visitas uno de los pocos bancos que quedan, sólo 11, reestructuración tras reestructuración casi se pueden contar con los dedos de las manos los que quedan; te darás cuenta de que el servicio que dan es muy reducido y acotado, incluso puede que se te dé el caso que en tu sucursal hayan eliminado hasta el servicio de caja; pero no es lo peor porque si te descuidas… para no cobrarte gastos de mantenimiento te animan a contratar un seguro o pedir un mini crédito para comprar algo que realmente no necesitas.  Actualmente dicha concentración está siendo muy perjudicial para nuestros intereses como clientes, dado que las opciones como clientes se reducen y consecuentemente incrementa el poder de negociación de los bancos por la contracción de la oferta.

La realidad es que el banco, NO ES TU AMIGO, es un supermercado, pero que en vez de venderte tomates, leche o ajos, te venden dinero, seguros, móviles o alarmas… sí sí, cuando me contaron lo de las alarmas no daba crédito; y como diría un amigo bancario… “¡¡¡cómo han cambiado las cosas!!!”; y como dicen mucho consultores de empresas… las empresas las hacen las personas; pues a los bancos también, personas que como están en nómina tienen que acatar las directrices de dirección comercial y vender, si no “encalomar”, los productos que se le indica; y como buenos futbolistas besar el escudo de la camiseta que defiende y eso pasa por:

1.- Ofrecer DEPÓSITOS O PLAZOS FIJOS con retribuciones paupérrimas con los que te aseguras sí o sí, con un 100% de seguridad que vas a perder poder adquisitivo; y no lo digo por una inflación actual del 5,5%, sino porque la inflación media en una franja histórica de unos 20 años, queda entorno al 2%, mientras que hoy en el mejor de los casos encuentras alguna entidad por internet que te retribuya al 1%. 

El banco te compra el dinero barato y lo vende caro, te lo compra al 0% en cuenta corriente y te lo vuelve a vender a ti en tu hipoteca al 2%, en la póliza del taller al 4%, en el préstamo del coche al 8% o en la tarjeta de crédito al 21%.

2.- Si por un casual te da por pronunciar la palabra “JUBILACIÓN” te sacan de forma inmediata un PLAN DE PENSIONES encima de la mesa, modalidad producto que tiene la peor fiscalidad de las existentes, tributando tanto el capital aportado como el beneficio hasta un tipo del 48%; mientras que existen otras dos carcasas, los pias y los sialp, que tiene una verdadera exención fiscal y cumpliendo una serie de requisitos no tributa ni si quiera el beneficio.

3.- Centrándonos en la financiación de tu hogar, una HIPOTECA no es otra cosa que una deuda a largo que plazo que se toma como garantía directa un bien inmueble; tu vas pagando una cuota todos los meses y si haces cuentas… le has pedido al banco 150.000€ y le has devuelto a los 40 años 300.000€, un negocio perfecto no solo porque dobla su inversión el banco gracias al sistema de amortización francés sino por los productos colaterales que contratas… recibos, nominas, seguros, tarjetas… Para tu tranquilidad hay maneras de invertir esta situación y acabes con tu deuda 10 años antes ahorrándote muchos interés.

4.- Pasando a hablar de FONDOS DE INVERSIÓN, el 90% de los fondos de inversión del mercado no llegan a su objetivo, de ahí que hace unos años, saliesen al mercado los fondos indexados, ya que la gestión activa del gestor no aporta ningún valor añadido y por tanto para qué pagar gastos de gestión si no supone un plus en la rentabilidad. Pues curiosamente los bancos son los mayores gestores de fondos de inversión… con lo que igual…, el lugar adecuado para contratar este vehículo de inversión no es el banco y sí una gestora independiente contratando un fondo de entre ese 10% de fondos que sí baten a su objetivo.

5.- Terminando con los SEGUROS, que a través del banco llegan a ser en determinados casos hasta un 80% más caros en comparación, con lo que puedes contratar con una compañía aseguradora.

6.- Pero no podemos olvidarnos del FONDO DE GARANTÍA DE DEPOSITOS, que le da mucha seguridad a los ciudadanos de a pie hasta que hagan estos números. Si dicho fondo cubre hasta 100.000€ por DNI en depósitos y cuentas corrientes por entidad; y entre depósitos y cuentas en España hay un saldo total de casi 2 billones, y como hemos dicho hay 11 bancos en España, arroja la cantidad de unos 172.000 millones por bancos… y la pregunta es… ¿Qué dinero hay en el fondo de garantía de depósitos? Sólo 2.000 millones, con lo que si quiebra cualquier banco actualmente no hay dinero para cubrir dicha garantía.

Y dicho todo esto, y como conocedores de las hazañas de los bancos y habiendo trabajado en el lado oscuro durante años, creamos hace casi un lustro un servicio parabancario con el nombre TOTALFINANCE para que el banco no te tome el pelo y le ganes la partida, por que tienes un as en la manga, que es El Robin de las Finanzas y los Merry Men.

Si estas interesado en mejorar tu situación financiera o tener un segunda opinión sobre los productos ya contratados solo tienes que hacer clic AQUÍ y solicita una cita con nosotros.

Rafa Jurado
Últimas entradas de Rafa Jurado (ver todo)